La Diabetes Y Los Accidentes Cerebrovasculares

Resultado de imagen para abuelas

Nuestros cuerpos necesitan una hormona llamada insulina para convertir el azúcar (de la comida) en energía.

Si usted padece de diabetes tipo 1, su cuerpo no produce insulina.
→ Si usted padece de diabetes tipo 2, su cuerpo no produce suficiente insulina.

Esto significa que su cuerpo tiene dificultad para absorber los azúcares de los alimentos, y la diabetes es una enfermedad silente que si no se trata debidamente, es decir, si no se toma su control, aumenta el riesgo de que se desarrolle la enfermedad vascular (enfermedad de los vasos sanguíneos).

Esta afección ocurre cuando las paredes de las arterias se endurecen y se estrechan, lo que aumenta el riesgo de accidente cerebrovascular, especialmente ictus isquémico.

Las personas con diabetes son más propensas a tener la presión arterial alta (hipertensión), condición que también puede aumentar el riesgo de  accidentes cerebrovasculares.

Si usted padece de diabetes, es importante que mantenga el control de sus niveles de azúcar en la sangre dentro de los paramentos saludables para que reduzca el riesgo de sufrir un derrame cerebral.


¿Porque la importancia de mantener el control de los niveles de azúcar en la sangre?


La diabetes es una enfermedad que si no se controla debidamente, con el tiempo puede provocar graves problemas de salud.

Una persona que padezca de diabetes tiene el doble de probabilidades de sufrir de afecciones cardíacas o derrame cerebral, esto en comparación con una persona no diabética

Así que, es importante que tengas claro que cuando los niveles de azúcar en la sangre se han mantenido elevados por mucho tiempo, es dicha condición la que causa daños a los órganos del cuerpo. De aquí la importancia de mantener el azúcar en la sangre bajo control.

Para el buen control de los niveles de azúcar en la sangre, se requiere de un buen plan alimenticio y ciertos ajustes en el estilo de vida, así como de un seguimiento regular a través de pruebas caseras o de laboratorio.

 En los casos de diabetes tipo 1 podría requerirse de un monitoreo entre 2 y 5 veces al día.

 Para los casos de diabetes tipo 2 todo dependerá de la magnitud de la enfermedad, por lo que debe llevarse a cabo un plan de control en conjunto con su médico o educador en diabetes.

 Para el tratamiento y control de la diabetes tipo 1 (nivel de azúcar dentro de un rango saludable) se requiere del uso de insulina. La insulina generalmente se aplica por inyección.

 Para el tratamiento y control de la diabetes tipo 2 se aconseja llevar a cabo una dieta saludable y la práctica de ejercicios varias veces por semana. En casos más severos de diabetes tipo 2 se requiere del uso de tabletas orales para regular los niveles de azúcar en la sangre.