La hepatitis B se puede transmitir de muchas maneras, infórmate!

¿Qué es la hepatitis B?

Es una enfermedad grave que ataca el hígado uno de los órganos más importantes del cuerpo humano. No siempre presenta síntomas, de ahí que las personas pueden ser portadoras del virus de esta enfermedad sin saberlo. Es más, en algunos casos las personas solo perciben que están con hepatitis B cuando hay manifestaciones más graves como la cirrosis o el cáncer al hígado.

¿Cómo se transmite la hepatitis B?

La hepatitis B es hasta 100 veces más contagiosa que el VIH.

Las formas más comunes de transmisión son:

  • Al tener relaciones sexuales sin preservativo con una persona infectada.
  • De madre a hijo, durante la gestación, el parto o la lactancia materna.
  • Al compartir material de uso personal (máquina de afeitar y depilar, cepillo de dientes y cortador de uñas), material para inyección (agujas y jeringas) o instrumentos para hacer tatuajes o colocación de piercings.

¿Quiénes pueden contraer hepatitis B?

Cualquier persona puede contraer hepatitis B.
Pero hay algunas personas que son más propensas a contagiarse de esta enfermedad. A ellos se les denomina grupo de riesgo. En este grupo están:

  • Personal de salud
  • Población indígena amazónica
  • Personal de las fuerzas armadas, policiales y bomberos
  • Personas con hemofilia
  • Personas que se realizan hemodiálisis
  • Personas con enfermedades crónicas
  • Personas con VIH
  • Personas privadas de la libertad
  • Trabajadoras sexuales
  • Hombres que tiene sexo con hombres

 

¿Cómo se previene la hepatitis B ?

La medida más importante y eficaz para prevenir la hepatitis B es la vacunación.
La vacuna contra esta enfermedad es segura y gratuita en todos los establecimientos de salud del país. En los adultos, la vacuna se administra en tres dosis durante un periodo de seis meses. La segunda dosis se debe administrar a los 2 meses después de la primera, y la última dosis se debe administrar a los 4 meses de la segunda dosis. Es necesario aplicar la serie completa de vacunas para asegurar la protección. Pero, para estar protegido y para proteger a los demás de la hepatitis B también debes tener en cuenta estas recomendaciones:

  • Usa preservativo en todas las relaciones sexuales.
  • No compartas objetos de uso personal, material de pedicura y manicure, aguas, jeringas ni material para confeccionar tatuajes o piercings.

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis B?

La mayoría de casos de hepatitis B no presenta síntomas.
los síntomas más frecuentes son:

  • Cansancio
  • Pérdida de apetito
  • Fiebre
  • Tono amarillento de la piel o los ojos (ictericia)
  • Dolor muscular o de articulaciones
  • Dolor de estómago
  • Nauseas y vómitos

¿Qué formas de hepatitis B existen?

Existen dos formas de hepatitis B:
hepatitis B aguda y hepatitis B crónica.

Hepatitis B aguda
La hepatitis B aguda se refiere a los primeros seis meses después de que alguien ha estado expuesto al virus de la hepatitis B. Algunas personas pueden combatir la infección y eliminar el virus. En otras, la infección permanece y da lugar a una enfermedad “crónica” o de por vida.

Hepatitis B crónica
La hepatitis B es crónica cuando el cuerpo no puede deshacerse del virus que la origina. Los niños sobre todo, especialmente los lactantes, tienen mayor probabilidad de contraer hepatitis B crónica. La hepatitis B crónica usualmente no presenta síntomas hasta que aparecen signos de daño al hígado. Sin un tratamiento, puede causar cicatrices en el hígado (cirrosis) cáncer de hígado e insuficiencia hepática.

¿Cómo se diagnostica la hepatitis B?

El diagnóstico de la hepatitis B se hace mediante una prueba de sangre que se realiza en el establecimiento de salud. Si el resultado da positivo, el personal de salud indicará el tratamiento oportuno que se debe seguir.

¿Cuál es el tratamiento para esta enfermedad?

No existe un tratamiento específico para la hepatitis B aguda. Debes llevar una vida saludable y consumir alimentos nutritivos y tomar abundantes líquidos.

La hepatitis B crónica se trata con medicamentos que retrasan o detienen el daño que causa el virus al hígado. La duración del tratamiento varía. El médico te ayudará a decidir qué tipo de medicamentos o que combinación de medicamentos son mejores para ti y vigilará atentamente tus síntomas para asegurarse que el tratamiento esté dando resultado. Algunas personas con hepatitis B crónica pueden responder al tratamiento con medicamentos como antivirales, los cuales son gratuitos en el establecimiento de salud.