LOS BENEFICIOS DE LA NATACIÓN PARA ADULTOS MAYORES

La natación es un deporte que puede ser practicado por una gran cantidad de las personas, incluyendo los adultos mayores, sin limitaciones significativas. Además es uno de los deportes más completos, ya que participan una gran cantidad de músculos y cuenta con muchos beneficios.

Algunas de las muchas ventajas que puede tener esta actividad son las que se muestran a continuación:

  • La calidad de vida aumenta.

Todas las actividades físicas que hagan las personas de la tercera edad influirán en una mejor calidad de vida, pero va a depender del nivel de sus posibilidades físicas.

La natación permite atrasar la etapa del envejecimiento en el cuerpo y en la mente.

La capacidad motriz aumenta, al igual que la memoria, debido a que se necesita una mayor concentración y coordinación.

  • Beneficio a las articulaciones.

Esto es debido a que en el medio acuático los cuerpos pesan menos, esto nos da por consecuencia que las articulaciones no sufren tanto y, también se aumenta la flexibilidad y dinámica de estas, por lo que el rango de movimiento también es mayor.

  • Mejora la salud.

Los adultos mayores que practican la natación se benefician en la prevención de enfermedades, por ejemplo: en problemas de tipo cardiovascular, ya que  favorece la actividad del sistema cardiorrespiratorio. También mejora la circulación sanguínea, ya que al momento de nadar, se da un masaje a cada órgano del cuerpo,  y la sangre se activa. Mejora las lumbalgias (dolor en la parte inferior de la columna vertebral) y problemas de espalda y equilibrio de las tensiones.

  • Beneficia a los músculos y huesos.

Esta actividad acuática aumenta la masa muscular y la tonifica. Los músculos se hacen más fuertes y resistentes a lesiones.
Los huesos aumentan de grosor  y también esto ayuda a una mejor resistencia.

  • Disminuye el estrés.

La natación es un remedio perfecto para disminuir el estrés y el nerviosismo. Ya que es un excelente descontracturante y permite sentirse bien y relajado. Otra cosa que es importante saber es que al nadar se eliminan sustancias que pudimos producir en exceso durante el día como la adrenalina y el cortisol, y éstas están relacionadas con el estrés.