Las preocupaciones, carga laboral y estrés afectan directamente tu salud mental

La preocupación es el estado de inquietud o temor que sentimos cuando nos encontramos ante una situación difícil o un problema. El hecho de preocuparnos es un mecanismo natural que se activa para ayudarnos a enfrentar las dificultades que se nos presentan en la vida. Sin embargo, preocuparnos en exceso puede llevarnos a padecer depresión o ansiedad. A continuación, te explicamos cómo la preocupación puede afectar nuestra salud mental.

Las preocupaciones, carga laboral y estrés afectan directamente tu salud mental

La palabra preocupación significa, justamente, ocuparse con insistencia de algo antes de que suceda, lo que causa desasosiego o temor. Si bien preocuparse es humano y forma parte del proceso de resolución de problemas, en muchas ocasiones, estas preocupaciones no nos ayudan a resolver problemas, sino que nos dificultan encontrar soluciones.

En muchas ocasiones, la preocupación produce una Ilusión de control. Podríamos considerar que al preocuparnos estaremos más preparados para cualquier eventualidad. Sin embargo, preocuparse por anticipado no sólo no mejora la capacidad para afrontar las dificultades, sino que genera estrés a través de la imaginación, lo cual tiene idénticas repercusiones físicas, mentales y emocionales que una situación real.

La palabra preocupación significa, justamente, ocuparse con insistencia de algo antes de que suceda, lo que causa desasosiego o temor. Si bien preocuparse es humano y forma parte del proceso de resolución de problemas, en muchas ocasiones, estas preocupaciones no nos ayudan a resolver problemas, sino que nos dificultan encontrar soluciones.

En muchas ocasiones, la preocupación produce una Ilusión de control. Podríamos considerar que al preocuparnos estaremos más preparados para cualquier eventualidad. Sin embargo, preocuparse por anticipado no sólo no mejora la capacidad para afrontar las dificultades, sino que genera estrés a través de la imaginación, lo cual tiene idénticas repercusiones físicas, mentales y emocionales que una situación real.

Las preocupaciones, carga laboral y estrés afectan directamente tu salud mental

Cuando se presenta una situación que no nos agrada o en la cual sentimos que debemos hacer algo al respecto, solemos sentir preocupación. Las características del estado de preocupación son las siguientes:

  1. Está orientado hacia el futuro en el que anticipamos acontecimientos negativos, es decir, hacemosanticipaciones ansiosas y, a veces, hasta catastrofistas.
  2. Genera un estado emocional negativo, el cual influye en cómo nos sentimos físicamente, lo que se traduce en inquietud.
  3. Genera una sensación de incontrolabilidad. Se desarrolla la percepción de que no se podrán contener las consecuencias negativas.
  4. Hace que nuestra atención se centre en lo malo que pueda pasar, lo cual nos impide ver más allá del problema.

En un inicio, la sensación natural de preocuparnos por algo es normal, ya que nos impulsa a encontrar soluciones. Sin embargo, no todas las personas nos preocupamos de igual manera o el preocuparnos no produce el mismo malestar emocional en todos nosotros. 

La clave está en poder detectar cuándo estamos ante una preocupación “normal”, o cuándo estamos ante un estado de preocupación que nos está afectando de más.

Las preocupaciones, carga laboral y estrés afectan directamente tu salud mental

Nuestro Blog